Descubren un extraño bug en The Legend of Zelda: Breath of the Wild