Square Enix considera que el PC es esencial para sus objetivos